Tuesday, October 21, 2014

“Pedalazos de Oro" contra la adversidad

Bucaramanga será sede de la Parada Nacional de Pista y Ruta de Paracycling, que se realizará del 13 al 16 de noviembre en el Velódromo Alfonso Flórez Ortíz y en la Unidad Deportiva Alfonso López. El evento es puntuable para Juegos Nacionales 2015.

 El Paracycling es el máximo ejemplo de superación del ser humano, pues es practicado por deportistas con alguna discapacidad motora o cognitiva.


 Más de 200 pedalistas de diversas regiones del país tomarán la partida en este reto que les presenta la vida. Durante 4 dias se admirará la fortaleza de los deportistas colombianos que por accidentes o simplemente por mandato del destino al nacer, han tenido que cambiar sus historias de vida y convertir los nuevos sueños en realidad.
 La carrera rendirá homenaje al santandereano Álvaro Galvis quien recientemente se coronó campeón del mundo, en Greenville (Estados Unidos), tras imponerse en la categoría C2 (corredores con discapacidad física), con tiempo de una hora 32 minutos 13 segundos, sobre 60 kilómetros de recorrido. “Esperamos que representantes de todos los departamentos de Colombia vengan a esta Parada Nacional, que estaremos realizando de la mejor manera, con toda la seguridad requerida, y con las características de una gran carrera”, sostuvo Abelardo Rondón, director general del evento.

 El ciclismo paralímpico se divide en 12 ramas que llevan una nomenclatura especial para identificar la discapacidad del corredor, el número (en función del grado de discapacidad) y el tipo de bicicleta que utiliza: 

B: Tandem para corredores con discapacidad visual. 
C1 a C5: Bicicletas convencionales para corredores con discapacidad física o parálisis cerebral. 
C20: Categorías cognitivas. 
H1 a H5: Bicicletas de mano para corredores con paraplejia o amputación de piernas que haga imposible la labor del pedaleo. 
T1 y T2: Para corredores cuya discapacidad esté enfocada en la ausencia de equilibrio.

 De esta manera Bucaramanga se vestirá de fiesta deportiva con la presencia de los mejores ejemplos de amor por el deporte y por la vida, quienes con tan solo una sonrisa se merecen la medalla de oro. “No hay medicina que cure lo que cura la felicidad”, Gabriel García Márquez.

 Por: César Páez Ortega